Home



Nadie elige dónde nacer y mucho menos dónde crecer; casi todo el tiempo los padres, las madres y los cuidadores primarios son los encargados de brindarnos información, alimento y conocimiento, pero ¿hasta cuándo ejercemos una decisión propia? No como resultado de un espíritu lleno de rebeldía sino porque, algún día como seres humanos debemos crecer y conocer el mundo por cuenta propia.

Gracias a ese pensamiento llegamos aquí, somos un grupo de historiadores mexicanos que aman los boletos de autobús, los viajes, relatos y pláticas; nuestro grupo está integrado por personas que siempre quisieron cruzar la puerta de casa y conocer el mundo por si mismos y que, afortunadamente tuvieron la oportunidad de decidir su propia profesión: HISTORIA.

Nosotros somos parte de la historia y compartimos relatos; nos alimentamos de la oralidad y de la escritura. A partir de egresar de la licenciatura y desde entonces, siempre nos hemos propuesto ser nómadas como efecto secundario de la profesión. Por esto y por mucho más, te invitamos a que te preguntes ¿qué es lo que en realidad hay fuera de casa?

La importancia de la historia

Muchas cosas delatan los secretos de México, ¿sabes cuántos presidentes ha tenido la república mexicana en los últimos 100 años? Esta pregunta puede resultar una trivia para obtener un premio, pero en realidad es una de las cosas que consideramos que todos deben conocer para comprender la historia de México (por lo menos, en los últimos 100 años).

Como historiadores, creemos que algunos movimientos emblemáticos se han originado a través de ciertos personajes de la historia de México. Cómo olvidar el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, las Olimpiadas de 1968 y el movimiento social y estudiantil del mismo año o, cómo olvidar el asesinato de Luis Donaldo Colosio en 1994 en el período del presidente Carlos Salinas de Gortari. ¿Los conoces? Seguro que sí, por eso te queremos compartir que, pese a que pasen los años, los siglos o los lustros, LA HISTORIA, siempre estará presente toda la vida y de nosotros depende su importancia.

Como un grupo de amigos historiadores, creemos que los hechos históricos son un impulso para las nuevas generaciones, por eso estamos aquí, contándote porqué la historia es importante; porque además de viajar a diferentes lugares de la república mexicana, nuestro principal objetivo es “NUNCA OLVIDAR PARA CONSTRUIR EL PRESENTE”.



¿A qué nos dedicamos?

Nosotros siempre buscamos encontrar, además de personajes y acontecimientos, lugares, territorios y espacios, porque creemos que los lugares también guardan historia y no deben ser olvidados.

¿A qué nos dedicamos?

Como historiadores quisimos partir de estados y ciudades para comenzar con una investigación. A comparación de otros colegas que primero investigan sobre personajes, nosotros quisimos iniciar por otro lado, además creemos que los lugares guardan movimiento y secretos.

¿A qué nos dedicamos? /h3>

Si te preguntas qué labores puede hacer un historiador, te compartimos que un historiador puede investigar, recabar, analizar o interpretar hechos del pasado; pero a nosotros nos encanta más la investigación. Digamos que además de dolores de cabeza, investigar nos hace sentir útiles y más cercanos a los hechos.

¿A qué nos dedicamos?

¿Cómo investigamos? Bueno, nosotros vamos a lugares específicos: estados, ciudades, casas, monumentos, templos, sitios o ruinas y los hacemos parte de nosotros; nuestras casas.

Lugares que descubrimos


    A partir de nuestro deseo por conocer el suelo de muchos lugares, nos encontramos con miles y miles de sitios maravillosos, sin embargo y por fortuna, alguno de nosotros ya teníamos en mente un lugar maravilloso gracias a una antigua clase de la carrera. En algún momento de la vida estudiantil conocimos con más profundidad el Movimiento Zapatista en el estado de Chiapas; a muchos les encantó y a muchos otros les aburrió, pero definitivamente todos acordamos que Chiapas tenía mucha historia y no solo por el subcomandante Marcos, sino por sus ruinas, ciudades y pueblos.

    En una junta de consejo decidimos que los lugares a visitar serían: San Cristóbal de las Casas y el Cañón del Sumidero, con la única condición de que nadie investigará nada y llegáramos tal cual, hojas en blanco a los sitios, listos para escribir y hacer historia.

Galería